Saltar al contenido principal
Quality Function Deployment

¿Qué es Quality Function Deployment (QFD)?

Quality Function Deployment

Quality Function Deployment (QFD)

El Quality Function Deployment, conocido como QFD, es una de las Herramientas Lean que debería ser implementada no solo en las empresas u organizaciones que están ejecutando programas de mejora continua, sino que también debería ser adoptada por todas las organizaciones.

La razón detrás de esto radica en que el propósito del QFD es lograr una calidad en el producto que esté alineada con las expectativas de los posibles consumidores. En otras palabras, esta herramienta nos guía hacia una producción centrada en el cliente, permitiéndonos traducir las preferencias del cliente en términos matemáticos. Esto proporciona una visión integral de lo que los consumidores realmente desean adquirir, enfatizando la importancia relativa de cada atributo, evaluando cómo nuestro producto se compara en relación a dichos atributos y trazando formas de aumentar nuestra competitividad.

La denominación coloquial de esta herramienta, «House of Quality» o Casa de la Calidad, proviene de su estructura visual, que se asemeja a un edificio modular de seis secciones culminando en un techo triangular en la parte superior, si se desarrolla en su totalidad utilizando una estructura similar a la de una hoja de cálculo en Excel.

El primer paso consiste en completar el bloque denominado «Aspectos Clave»

En este bloque se enumeran los aspectos que los usuarios desean en el producto, sin importar la extensión de la lista. No obstante, es crucial que esta lista esté organizada en orden de importancia, desde lo más prioritario hasta lo menos relevante para los consumidores.

El segundo bloque del Quality Function Deployment que se debe llenar es el que aborda la situación actual y los objetivos en relación a esos «Aspectos Clave»

Dentro de este bloque, una vez que los aspectos importantes para los consumidores están ordenados según su relevancia, se analizan diversos puntos:

  • ¿Cómo se posiciona nuestro producto en relación a cada «Aspecto Clave»?
  • ¿Cómo se ubica la competencia (cada uno de los competidores directos) en relación a cada «Aspecto Clave»?
  • ¿Cuáles son los objetivos que deseamos lograr para cada uno de estos «Aspectos Clave»?
  • ¿Cuál es la brecha de mejora que identificamos? (esto se refiere a la diferencia entre la situación actual en relación a cada «Aspecto Clave» y el objetivo que nos hemos propuesto)
  • ¿En qué medida cada uno de estos «Aspectos Clave» actúa como un factor diferenciador que contribuye a las ventas?

Una vez realizado este análisis exhaustivo, se calcula una ponderación de todos estos elementos para cada uno de los «Aspectos Clave». Esta ponderación nos proporciona una guía sobre cuáles de estos «Aspectos Clave» deben recibir prioridad al ser implementados en nuestro producto.

E-book Guía de Implementación de ISO 9001

Guía de implementación para la ISO 9001

El siguiente bloque que debe ser completado corresponde a los «Enfoques Técnicos»

El resultado de este bloque será una lista de aspectos técnicos que están asociados con uno o varios de los «Aspectos Clave». Para llenar este bloque, se requiere la colaboración de un grupo de personas que propongan mejoras o implementaciones técnicas para cada uno de los «Aspectos Clave» identificados a partir de los clientes potenciales.

Cada uno de estos enfoques técnicos se presenta con una unidad de medida, generalmente en una escala de 1 a 10 si es escalable, o simplemente 0 y 1 si se trata de «no cuenta con ello» o «cuenta con ello».

La extensión de esta lista no es relevante, ya que es probable que se identifiquen repeticiones entre los enfoques técnicos, y en el bloque siguiente se vincularán a múltiples «Aspectos Clave».

E-book Guía de Implementación de ISO 9001

Guía de implementación para la ISO 9001

Bloque de Interconexión entre «Aspectos Clave» y «Enfoques Técnicos»

Este bloque se configura como una matriz de valores interrelacionados de la siguiente manera:

Cada fila corresponde a un «Aspecto Clave» y cada columna corresponde a un «Enfoque Técnico».

Cada intersección entre un «Aspecto Clave» y un «Enfoque Técnico» se llena con el grado de relación entre ellos. Por ejemplo, si están estrechamente relacionados, se asigna un valor de 10, y si no existe relación, se le asigna un valor de 0.

El último bloque del Quality Function Deployment es la Evaluación de los «Enfoques Técnicos»

Este bloque determina la prioridad de implementación de los enfoques técnicos. Establece cuáles de estos enfoques deben ser abordados primero, ya sea en el sistema de producción o en el diseño del producto.

El orden de prioridades se establece según diversos índices ponderados:

  • La suma de las interconexiones entre cada «Enfoque Técnico» y cada «Aspecto Clave», considerando que si la relación es positiva (el enfoque técnico mejora un «Aspecto Clave»), su valor será positivo, y si es inversa, será negativo.
  • La situación actual de nuestro producto en relación a estos enfoques técnicos.
  • La situación de la competencia en relación a cada uno de estos enfoques técnicos.

Una vez calculada esta ponderación global, obtenemos una lista de prioridades técnicas que hay que implementar en relación a un producto con un objetivo bien definido: lograr un producto más en sintonía con las necesidades del cliente y, en consecuencia, aumentar las ventas para mejorar los ingresos de la empresa.

Tanto si estamos incorporando este sistema como parte de un programa Lean de mejora, del cual hemos estado discutiendo en los últimos lunes, como si lo estamos introduciendo como una herramienta aislada para impulsar nuestras ventas, es esencial que las prioridades derivadas de las mejoras técnicas a implementar se incluyan en un plan de acción. Además, se debe contar con un monitoreo constante sobre su progreso, desarrollo, logro de objetivos y su impacto en las ventas.

Software de ISOTools para conseguir Quality Function Deployment

Con este fin en mente, el Software de ISOTools brinda a las organizaciones las herramientas apropiadas y el conocimiento necesario para implantar, gestionar o perfeccionar sistemas de calidad estratégicos que optimicen la efectividad y la eficiencia de la empresa.

Volver arriba