Costes de calidad y de costes de no calidad

NUEVAS NORMAS ISO ES UNA INICIATIVA DE ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA

ISO 9001:2015

¿ESTÁS PREPARADO PARA
LOS CAMBIOS EN LA
NUEVA ISO 9001:2015?

ACTUALÍZATE.

Blog

Costes de calidad y costes de no calidad

No calidad

¿Qué son los costes de calidad?

Los costes de calidad son los recursos que se invierten por parte de la organización para cumplir con los requisitos de calidad, al mismo tiempo que se evitan y previenen errores en la producción, como, por ejemplo, los costes que se relacionan con los equipos de medición, controles de producción, gestión de la documentación, formación de los trabajadores, etc.

¿Qué son los costes de no calidad?

Entendemos por costes de no calidad lo gastos que se tienen que realizar por parte de la organización cuando no se cumplen los requisitos de calidad o los requisitos exigidos por el cliente y, por lo tanto, sería necesario volver a procesar el producto para corregirlo.

Si los costes de no calidad suponen un elevado porcentaje del total de los gastos es necesario realizar un análisis de la causa raíz, ya que es muy posible que algún procedimiento o proceso de producción no está funcionado como debería.

Ejemplo de costes de no calidad

Vamos a poner un ejemplo en el que podremos ver lo que serían los costes de no calidad:

Una organización de alimentación, fabrica y distribuye un lote de latas de maíz dulce, que después de ser entregadas al cliente, se dan cuenta de que este lote se encuentra caducado.

La organización tuvo que hacer una evaluación exhaustiva del proceso de producción y la conclusión fue que hubo un error en la fecha de caducidad, ya que se imprimió de forma equivocada.

Después, el personal de imprentar se asesoró y verificó la impresión de las etiquetas, así como la revisión de la maquina etiquetadora por parte de técnicos contratados.

La organización tuvo que recoger todas las latas y volver a etiquetarlas, para no mostrar falta de confianza al cliente. Los gastos de recogida, reimpresión y redistribución suponen un claro ejemplo de costes de no calidad que se elevaron a más de un 15%, representado una pérdida significativa para la organización.

Tipos de costes de calidad y no calidad

En este apartado vamos a ver los distintos tipos de costes de calidad y no calidad.

Costes de prevención

Los costes de prevención son los costes que resultan de todas las actividades hechas para evitar posibles errores en los productos.

Son gastos que el empresario puede convertir en inversión, en función de evitar más costes, bien sea por errores y fallos. Esta inversión contempla la revisión de nuevos productos, planificación de la calidad, evaluación de los proveedores, proyectos con miras a mejorar la calidad y la capacidad de los trabajadores.

Costes de evaluación

Son este tipo de costes con los que se realiza la evaluación del desarrollo e impacto de las actividades que se realizan para conseguir la calidad. Las inspecciones desde el origen hasta el final del proceso, auditorías del producto y procesos, y mantenimiento y calibración de equipos, son algunos de los puntos que se establecen en este tipo de costes.

Costes de los fallos

Es la inversión generada por un error en el producto y que a su vez produce una no conformidad en las necesidades del cliente.

Se dividen en costes de fallos internos descubiertos antes de que el producto llegue a manos del cliente, errores generados por desperdicios de material debido a sus errores, reinspecciones al 100% por las fallas presentadas y reducciones de precio antes la falta de calidad.

Mientras que los costes de fallos externos son generados una vez se encuentra los fallos después de terminar el producto, entre los que se pueden mencionar gastos por reclamaciones y/o devoluciones del cliente o gastos por garantía.

Para establecer el coste final o global que requiere su organización y para establecer los parámetros necesarios de calidad que te lleven al éxito, deberás sumar los tres tipos de coste que, tal y como hemos hablado, más que gastos se deben ver como inversiones para su organización.

Definir los costos de calidad se ajusta a cada tipo de organización en concreto. Se considera que los costes de calidad más importantes son los de fallos que, sin una buena gestión de la calidad, pueden dispararse de forma considerable.

Es por esto que si tu organización, hoy en día, atraviesa por esta etapa de reingeniería y corrección, no es el momento de desanimarse, ya que más que un golpe a tu empresa, debe ser vista como una gran oportunidad de mejorar los procesos, a fin de que estos se puedan satisfacer las necesidades de los clientes.

Reducir los costes de no calidad

Si quiere que su organización sea de confianza para el cliente, es necesario que no se escatime en los gastos resultantes de los costes por fallos o no conformidad, ya que su organización se debe a ellos y debe procurar que se ofrezcan los productos con la calidad necesaria. No hay otra opción. De lo contrario, el cliente no estará contento y acabará por comparar a la competencia.

La mejor forma para reducir los costes de calidad es esforzarse en optimizar a los procesos de producción para que generen la menor cantidad de fallos posible, ya que cada fallo supone un nuevo gasto para la organización. Además, existen recomendaciones para minimizar el coste de calidad relacionado con una planificación de inversión y de costes adecuada y con asesorías, aprovechando recursos, automatización y optimización de procesos que disminuye costos y acelera la producción, con la implantación de lean manufacturing.

Curso Auditor Interno ISO 9001 2015

Si todavía quiere conocer más sobre la nueva ISO 9001 2015 y saber cómo se realiza una auditoría interna, le invitamos a participar en el Curso Auditor Interno ISO 9001:2015.

Además, se encuentra diseñado para que todos los profesionales de la calidad puedan afrontar los nuevos retos que supone la actualización de la norma ISO 9001, teniendo en cuenta que queda muy poco para que se termine el plazo de transición.

Cuenta con 5 bloques enfocados para que el alumno entienda los pasos y directrices que hay que llevar a cabo como Auditor Interno ISO 9001 2015. En el último bloque de este curso, se desarrolla un ejercicio de simulacro de auditoría, en el que se pondrá en práctica todo lo aprendido, y en el que todos los alumnos serán auditor y auditado para aprender cómo actuar en cada momento.

Todos los alumnos podrán adquirir o actualizar sus destrezas, habilidades y conocimientos para evaluar la implementación y conformidad de los procesos del Sistema de Gestión de la Calidad, incluyendo su planificación, organización y auditoría.

Tras superar el curso, el alumno quedará totalmente habilitado para ejercer como Auditor Interno ISO 9001 2015.

INSCRÍBETE EN EL CURSO MEJOR VALORADO SOBRE ISO 9001:2015
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...