4 pilares fundamentales para evaluar la gestión de calidad ISO 9001

NUEVAS NORMAS ISO ES UNA INICIATIVA DE ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA

ISO 9001:2015

¿ESTÁS PREPARADO PARA
LOS CAMBIOS EN LA
NUEVA ISO 9001:2015?

ACTUALÍZATE.

Blog

4 pilares fundamentales para evaluar la gestión de calidad ISO 9001

Gestión de calidad ISO 9001

Gestión de calidad ISO 9001

Llevar a cabo una evaluación de la gestión de calidad ISO 9001, es un aspecto muy importante de la norma ISO 9001, y tiene una importancia clave para la mejora continua de las organizaciones. Supervisar los recursos y medir  los resultados, son acciones que proporcionan datos sobre el rendimiento del sistema, que reflejan la evolución de la organización en términos de objetivos estratégicos.

Los resultados obtenidos, serán el punto de partida para llevar a cabo una toma de decisiones acertadas, que conduzca a la mejora continua. La pregunta es: ¿Cómo evaluar la gestión de calidad en ISO 9001, y el rendimiento de los procesos para promover la mejora continua?

Hay cuatro pilares fundamentales para alcanzar dicho objetivo. Los analizaremos a lo largo de los siguientes apartados:

 

1. ¿Qué debemos medir y  qué monitorear para evaluar la gestión de la calidad en ISO 9001?

La norma ISO 9001:2015 indica que en una organización se deben llevar a cabo métodos para el seguimiento y la medición de procesos críticos, haciendo referencia a aquellos que tienen un impacto directo en los requisitos del cliente y los objetivos de calidad. El objetivo de estos métodos no es otro que el mostrar que los procesos están logrando los resultados planteados, con base en los objetivos de calidad.

El éxito de una determinada organización dependerá de sus procesos. Estos son los responsables del producto o servicio ofrecido por la misma. La adopción de técnicas de medición y monitorización de procesos, parte del objetivo de conocer las variables de cada proceso crítico y cómo los resultados de estas, impacta en los objetivos de calidad de la organización, así como las necesidades del cliente. Son estas variables de procesos las que deben ser bien medidas y controladas.

 

2. ¿Cómo hacer las mediciones?

Para medir y controlar procesos, es necesario definir lo que realmente importa, para hacerle seguimiento. Habrá que obtener datos de rendimiento a través de las variables de proceso, que afectan el producto o servicio. Estos datos, deben transformarse en una relación matemáticas: los indicadores clave de rendimiento.

Para identificar los indicadores, se debe tener en cuenta los requisitos del cliente, la política y los objetivos de calidad, y los requisitos propios de la norma ISO 9001:2015.

Entre los principales ejemplos de indicadores de calidad que debemos seguir destacan: la disponibilidad del servicio, la tasa de retorno de productos defectuosos, las llamadas de reclamaciones producidas en un periodo de tiempo determinado y el coste por unidad del producto, entre muchos otros.

Será muy importante crear una forma de registro que nos permita recopilar estos datos, así como otras informaciones útiles para la evaluación de los procesos. Por otro lado habrá que establecer instrumentos de medición y control. Para controlar y medir, se deben establecer puntos de referencia y rendimiento o metas.

El hecho de conocer los procesos, contribuirá a que la organización pueda conocer los valores óptimos de los objetivos y de los indicadores que definen la eficiencia y la eficacia de ellos. Eficiencia significa un buen rendimiento, con respecto al uso adecuado de los recursos, sin desperdicios o excesos. Un proceso eficaz, genera bienes y servicios con calidad.

 

 

3. ¿Qué se debe de hacer con los resultados obtenidos?

Los malos resultados son generadores de planes de acción, cuyo objetivo es corregir problemas identificados. El PDCA (Plan – Do – Check – Act), es la manera de llevar a cabo el plan de acción y las acciones correctivas, para mejorar los resultados de los procesos.

Con los resultados de seguimiento y medición, la organización podrá entender el rendimiento de cada proceso, con lo cual será posible tomar las decisiones adecuadas para la mejora, como la asignación de recursos a uno o varios procesos para alcanzar los objetivos establecidos.

 

4. Evaluación de desempeño, mejora continua y mapeo de procesos

El objetivo de la medición, la vigilancia y la monitorización del rendimiento, no es otro que el de mejorar los procesos de forma continua. Así se contribuirá a añadir valor al producto. Aumentar el valor del producto, se traduce en clientes más satisfechos, productos de calidad y objetivos de calidad alcanzados, lo que también se traducirá en una mayor productividad y rentabilidad.

Lo que no añade valor al producto se considera residuo, gasto, perdida o exceso. Es decir, reducción de la competitividad.

 

Software ISOTools Excellence para la evaluación de la gestión de la calidad en ISO 9001

Con la ayuda del Software ISOTools Excellence a través de su plataforma tecnológica, las organizaciones podrán llevar a cabo una implementación exitosa de sus Sistemas de Gestión de la Calidad teniendo en cuenta la evaluación de la gestión de calidad ISO 9001.

Además de esto, el software ISOTools le permitirá llevar a cabo esa evaluación de la gestión de la calidad en ISO 9001 de manera continua, registrando y permitiendo la consulta de los datos a tiempo real.

 

Inscríbete en el Curso Online Futura ISO 9001:2015. Cambios Clave
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…