¿Para qué sirve la certificación IFS?

NUEVAS NORMAS ISO ES UNA INICIATIVA DE ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA

ISO 9001:2015

¿ESTÁS PREPARADO PARA
LOS CAMBIOS EN LA
NUEVA ISO 9001:2015?

ACTUALÍZATE.

Blog

¿Para qué sirve la certificación IFS?

IFS

IFS (International Food Standard) es una norma internacional que se encuentra dirigida al campo de la alimentación:

  • Distribuidores
  • Mayoristas
  • Minoristas
  • Empresas de envasado de alimentos

Se aplica en todas las fases de la cadena de producción, y establece diferentes requisitos relacionados con los sistemas de gestión, como las buenas prácticas de Manipulación o el Análisis de Riegos y Control de Puntos Críticos. De la misma forma que otros estándares, la IFS se basa en la mejora continua para cumplir con todas las obligaciones que exige la ley, y para proteger a los consumidores.

Si se diferencia de las normas ISO que se centran en el Sistema de Gestión de Calidad de las empresas, la certificación IFS pone su foco de atención en la certificación de producto. Se verifica que la producción de alimentos se lleva a cabo de forma que se garantiza la salubridad e inocuidad.

¿Cuáles son los beneficios que ofrece la IFS?

El certificado ofrece una serie de beneficios a las organizaciones del sector alimentario que es de especial interés. Uno de los principales objetivos es el de construir un Sistema de Gestión de Calidad para controlar que se cumplen las restricciones y las exigencias de las leyes que regula este sector, sobre todo las vigentes en los países de destino de los productos que se ha terminado.

La IFS mejora de forma constante el rendimiento en el ámbito de la seguridad alimentaria. Un aspecto muy importante a tener en cuenta, sobre todo ahora debido a la pandemia originada por el COVID-19. La seguridad y la higiene son dos pilares esenciales en todas las etapas del proceso productivo.

Las certificaciones en el sector alimentario han tomado una gran relevancia ya que los consumidores son mucho más exigentes y se encuentran mejor informados. Contar con ellas significa poder garantizar a los clientes que las organizaciones trabajan de forma metódica para que se garantice la máxima calidad en los productos terminados.

Más allá del consumidor final, la norma aumenta la confianza entre fabricantes y minorista al tiempo que facilita la transparencia durante toda la cadena de suministro. El control es más sencillo, minimizando así cualquier posible peligro de contaminación e incrementando la eficiencia de la productividad de las compañías.

A todo esto, le debemos sumar que la certificación IFS otorga mayor visibilidad a las organizaciones y les ayuda a conseguir una ventaja competitiva en el mercado. Las empresas consiguen una posición privilegiada al ser consideradas de confianza y calidad.

¿Cuáles son los aspectos que se deben considerar sobre la IFS?

Si una empresa no cumple las normas de almacenamiento, transporte, carga y descarga, lo más posible es que la entrega y la mercancía se entreguen en mal estado. Esto supone casi con total seguridad la pérdida de confianza de proveedores y de clientes. La carga y descargar es una de las fases más críticas de la cadena de producción, y es esencial respetar las normas: utilizar las materias, cadena de frío, etc. Lo mismo sucede con el resto de las etapas. En todas hay que respetar una serie de normas.

Los requisitos de la certificación IFS se divide en seis capítulos:

  • Responsabilidad de la dirección
  • Sistema de gestión de calidad y seguridad alimentaria
  • Gestión de los recursos, planificación y proceso de producción
  • Medición, análisis, mejoras
  • Inspecciones externas

El IFS no es la única norma de seguridad alimentaria que existe en vigor. Junto a ella se destacan:

  • ISSCC 22000: es una norma internacional que define todos los requisitos para implantar un sistema de gestión de inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria. De forma independiente a su tamaño, cualquier organización que se encuentre involucrada en el proceso alimentario deberá solicitarla.
  • BRC: el estándar British Retail Consortium se encuentra centrado, como indica su propio nombre, en las exigencias del mercado británico. No obstante, es una de las certificaciones mucho más comunes entre las organizaciones alimentarias.

El IFS surgió a comienzos de los 2000 impulsado por las federaciones comerciales alemanas y francesas. Su nombre original fue el IFS y tuvo una gran implementación no sólo en estos dos países, sino en todo el centro y sur de Europa.

Software ISOTools

El Software ISOTools le facilita la gestión de los diferentes controles que se establecen en el estándar IFS gracias a la automatización de los procesos y su gran capacidad para adaptarse y configurarse a cualquier sistema de gestión o norma, considerando el contexto de la organización y de los cumplimientos legales y de aplicación.

La Seguridad Alimentaria es cosa de todos, pero la responsabilidad de ofrecer la mejor calidad es sólo suya, y con ISOTools es posible.

INSCRÍBETE EN EL CURSO MEJOR VALORADO SOBRE ISO 9001:2015
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...