10 desperdicios típicos de la Calidad en las organizaciones

NUEVAS NORMAS ISO ES UNA INICIATIVA DE ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA

ISO 9001:2015

¿ESTÁS PREPARADO PARA
LOS CAMBIOS EN LA
NUEVA ISO 9001:2015?

ACTUALÍZATE.

Blog

10 desperdicios típicos de la Calidad

Calidad

¿Cuán importante es la eliminación de los desperdicios? ¿Cómo podemos identificar y eliminar las actividades que no agregan valor?, ¿Qué beneficios a largo plazo se obtienen al implementar una filosofía de eliminación de desperdicios? Son algunas de las preguntas que todo responsable de proceso debe hacerse.

Este artículo tiene el objetivo de dar a conocer los desperdicios frecuentes de la gestión de la calidad, independientemente del tamaño, sector, objeto o complejidad de las organizaciones.

¿Cuál es el origen de la filosofía de eliminación de desperdicios?

El concepto de desperdicio fue evolucionando a lo largo del tiempo, el pionero en esta materia fue Frank Gilbreth, quien se enfocó en el estudio de los movimientos de las personas, posteriormente Frederick Taylor, profundizo este análisis, estudiando la forma de reducir movimientos y tiempos de los procesos, en pro de encontrar la mejor forma de hacer las cosas (“The one  best way”).

No obstante, se podría atribuir el concepto formal de eliminación de desperdicios a. Taiichi Ohno, un ejecutivo de Toyota y autor del conocido libro “Just in time” el Sistema de producción de Toyota, en el cual describe la filosofía de trabajo Justo a tiempo “JIT”, orientada a producir eficientemente los artículos, teniendo siempre como premisa “se debe fabricar en el momento requerido y en la cantidad exacta, todo lo demás es desperdicio”.

Ohno, identificó las siete categorías prácticas de la producción que generaban despilfarros, residuos o resultados inútiles, ociosos o superfluos; estos elementos conocidos mundialmente como los 7 desperdicios de la calidad y/o los 7 MUDA (termino equivalente a desperdicio en japonés), e incluyen; sobreproducción, inventario, transporte, esperas (tiempo muertos), procesamiento inapropiado, movimientos innecesarios y defectos.

En relación y en último lugar, se consolido el Lean Manufacturing (también conocida como Manufactura Esbelta) como filosofía de trabajo a un nivel superior, pues trascendió el enfoque productivo en fábricas, y elevo al análisis, a un estudio integral de cualquier proceso operacional (comercial, ventas, administración, compras, etc.).

Durante la implementación de la filosofía “Lean”, se aplica un conjunto de principios, herramientas y metodologías, con el objetivo de evaluar el flujo de valor de todos los procesos, e identificar y eliminar el desperdicio. Este flujo de valor se entiende como la serie de pasos en cada proceso que agregan valor para el cliente.

En este punto, es importante diferenciar los conceptos de valor agregado, sin valor agregado pero necesario y desperdicio, donde:

  • Valor agregado: Se refiere a cualquier actividad capaz de cambiar la idoneidad, forma o función del producto o servicio, alineada con los requisitos del cliente.
  • Sin valor agregado pero necesario: Se refiere a cualquier actividad inevitable con la tecnología o los métodos actuales, que no impacta directamente en valor percibido por el cliente, no incrementan el valor del producto o servicio, pero añaden coste o tiempo de operación.
  • Desperdicio / despilfarro: Se refiere al resto de las actividades sin sentido o no esenciales, que no añaden valor al producto o servicio y por las que el cliente no está dispuesto a pagar. Idealmente se pueden eliminar de inmediato

 

 

En este artículo vamos a presentar los principales factores de rentabilidad en un sistema de gestión, concentrados en la unificación de los 7 desperdicios del JIT + 3 desperdicios adicionales, resultantes de analizar e implementar la filosofía “lean”, al profundizar en el valor agregado al cliente, y todo, desde un enfoque a cualquier tipo de organización, ya sea de fabricación de bienes o de prestación de servicios.

 

10 desperdicios de la Calidad

No siempre todo el trabajo será repetible y predecible, de modo que, todo trabajo supone algún desperdicio, y uno de los principales propósitos de la estandarización y control de los procesos, es analizar el trabajo por desperdicio y eliminarlos sistemáticamente, a este propósito los tipos de desperdicio son:

  • Sobreproducción: Producir más de lo demandado o producir algo antes de que sea necesario

El termino sobreproducción, no solo se refiere a fabricar más productos de los requeridos, sino que se puede asociar a producir más de lo necesario en cualquier proceso, es decir, producir antes de que lo necesite el siguiente proceso o producir más rápido de lo que requiere el siguiente proceso.

  • Inventario excesivo: Disponer de más producto del que nuestros clientes necesitan

Se refiere al stock acumulado por el sistema de producción y su movimiento dentro de las instalaciones, afecta tanto a la materia prima, como a productos en proceso y producto terminados que no se están consumiendo, lo que causa tiempos de proceso más largos y obsolescencias.

Frecuentemente un stock excesivo se convierte en una fuente de pérdidas, por productos que se convierten en obsoletos, posibilidades de sufrir daños adversos, o errores en el control de la calidad escondidos durante el tiempo.

  • Transporte: Mover el producto más de lo que es necesario

Se exterioriza en cualquier movimiento innecesario de productos y materias primas ha de ser minimizado, dado que se trata de un desperdicio que no aporta valor añadido al producto. El transporte cuesta dinero, equipos, combustible y mano de obra, y adicionalmente, aumentan los tiempos de entrega, de modo que por cada vez que se mueve un material puede ser dañado, y para evitarlo aplicamos controles en el transporte, incrementando los costos por cada movimiento.

  • Espera: Tiempos perdidos o muertos que resultan de una secuencia de trabajo deficiente

Se describe como cualquier momento en el que el valor no puede ser agregado por causa del retraso o tiempos ociosos. Incluye esperas de material, información, máquinas, herramientas, retrasos en el proceso, fallas, cuellos de botella, e incompetencia del recurso humano en la labor. En otras palabras, este desperdicio se genera, cuando se tienen tiempos de inactividad no planificados, equipo fuera de servicio por fallas y pausas de actividades no previstas.

  • Movimientos innecesarios de personas o equipos

Representa cualquier movimiento extra del trabajador cuando está realizando una secuencia de trabajo, así como todos los movimientos innecesarios de personas o equipos. Incluye a personas en la organización subiendo y bajando buscando y/o escogiendo documentos, herramientas, etc.

  • Procesamiento inapropiado o Sobreprocesamiento

Hacer más cosas al producto de las que el cliente pidió, hacer un trabajo extra sobre un producto es un desperdicio que debemos eliminar, y generalmente es uno de los más difíciles de identificar, ya que muchas veces el responsable del sobreproceso no es consciente de que lo está haciendo.

  • Defectos / Rechazos

Los defectos son errores internos en los productos o servicios que no aportan valor y producen un desperdicio muy alto, pues consumimos recursos en su producción y luego se hace necesario consumir más recursos no previstos, como materiales, mano de obra, tiempo, etc. para reprocesar y/o atender las quejas, y finalmente su mayor impacto se ve reflejado en la insatisfacción del cliente.

  • Re trabajos

Cualquier cosa no “hecha bien a la primera” que va a requerir inspecciones no programadas y/o re trabajo, en ambos casos representan un desperdicio, pues implican la ejecución repetida de una actividad que genero resultados no conforme, por ende, implica “volver a hacer” algo que no debería hacerse, si se hubiese hecho bien a la primera.  Por ejemplo, la producción de un artículo nuevo, que reemplace un artículo no conforme, representa un desperdicio, por el consumo de recursos que no estaban previstos y la pérdida del artículo anterior, al no poder cumplir con el uso previsto

  • Entregas ineficientes

Entregar pedidos con defectos o fallas, ya sea por falta de documentación o errores que no afecten el uso previsto del producto, pero que impacten en la imagen, genera insatisfacción, implica la resolución de quejas y exterioriza una falta de control de calidad en el flujo de trabajo del proceso.

Este tipo de acciones, se consideran un desperdicio, pues implican la ejecución de una o más actividades que permitan corregir el defecto y solventar la insatisfacción del cliente, mas no implica una perdida total del producto, como si lo es el retrabajo.

  • Desaprovechamiento del Talento Humano

Se refiere a no utilizar las competencias, creatividad e inteligencia de la fuerza de trabajo para eliminar desperdicios, ya sea por tener insuficiencias en la formación, subestimación de las competencias actuales, insatisfacción o desmotivación de los colaboradores, entre otros factores.

 

ISOTools es la Plataforma Tecnológica para gestionar la calidad total de las organizaciones

A través de la Plataforma Tecnológica ISOTools, las organizaciones tienen a su alcance la evaluación constante de su adaptación a los diferentes Modelos de Excelencia.

Las diferentes aplicaciones de las que consta ISOTools ayudan al análisis de la situación actual y los resultados a alcanzar, el establecimiento de prioridades, la puesta en marcha de acciones específicas y la evaluación de los resultados logrados.

Inscríbete en el Curso Online Futura ISO 9001:2015. Cambios Clave
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…