¿Qué significa el liderazgo en la nueva ISO 9001 versión 2015?

NUEVAS NORMAS ISO ES UNA INICIATIVA DE ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA

ISO 9001:2015

¿ESTÁS PREPARADO PARA
LOS CAMBIOS EN LA
NUEVA ISO 9001:2015?

ACTUALÍZATE.

Blog

¿Qué significa un líder en la nueva ISO 9001 versión 2015?

ISO 9001 versión 2015

ISO 9001 versión 2015

Hoy en día las organizaciones se enfrentan a un proceso de transición crucial para la norma ISO 9001 versión 2015 que afecta de forma clara a las personas que se encuentran implicadas en la implementación y desarrollo del Sistema de Gestión de la Calidad de las empresas.

Una de las dudas que van a tener los responsables es la de quién tiene que liderar el proceso de implementación del Sistema de Gestión de Calidad según la norma ISO 9001 versión 2015.

La norma habla de la alta dirección y del compromiso que debe tener para llevar con éxito la gestión de la calidad en la nueva orientación.

Liderazgo y compromiso de la alta dirección

La alta dirección tiene que demostrar el liderazgo y el compromiso con respecto al Sistema de Gestión de la Calidad.

La medición de este compromiso es muy crítico, ya que muchas empresas comienzan a cuestionarse como dar respuesta de este requisito.

Para empezar, la alta dirección tiene que asumir los principios de compromiso para poder guiar el rumbo que tomará la organización. Para ellos no sólo tiene que establecer una misión o una visión, sino que tiene que difundir todos los valores que presentan a la misma, por lo que en este momento se convierte en referente dentro de la organización y establecen los parámetros con los que se va entender la misma.

El papel de la política de calidad y los objetivos de calidad

La dirección se tiene que asegurar de que se establece la política de calidad y los objetivos de calidad, y que estos son compatibles con la dirección estratégica y el contexto de la empresa.

Uno de los puntos críticos a la hora de implementar la gestión de la calidad en las organizaciones es el establecimiento de las políticas que quieren definir el éxito. Como bien conocemos, la antigua ISO 9001 sólo tenía el requisito de establecer la política de calidad y que su edición y difusión era obligatoria dentro del sistema de gestión. Pues bien, ahora no solo se tiene que gestionar de forma obligatoria, sino que se debe adaptar a la realidad de la organización.

Desde este enfoque se tienen que resaltar dos aspectos fundamentales. El primero, tiene que ser importante para establecer la política de forma perfecta para alinearla con el negocio. Si nuestra organización se dedica a fabricar pantalones, no tiene ningún sentido establecer indicadores que se encuentren orientados a medir la capacidad de mejora que tenemos en las camisas. Por ello, todos los sistemas internos que deben estar perfectamente coordinados. Esto nos lleva a un segundo requisito, la política de calidad no sólo tiene que ser difundida y entendida de forma interna sino que debe estar disponible para todas las partes interesadas que la empresa determine. Se deben comunicar las bases sobre las que asentamos la calidad del producto o servicio que prestamos.

Delegación efectiva de los modelo de liderazgo y la gestión

La alta dirección se tiene que asegurar que las responsabilidades y las autoridades son asignadas, se comunican y se entienden por toda la empresa.

En este punto es donde la nueva ISO 9001 versión 2015 presenta un incidencia clave. Los roles y responsabilidades pueden estar designados y repartidos dependiendo del modelo de liderazgo que determine la empresa. Ser capaces de determinar cuáles son los perfiles críticos para asumir el cambio se vuelve imprescindible para poder saber si estamos cumpliendo con lo propuesto por nuestros objetivos. De la misma manera, aparece un modelo de responsabilidad que permite a las jerarquías inferiores asumir una corrección en el Sistema de Gestión de Calidad como una oportunidad de mejora sin tener que ser simplemente un jefe dentro de la estructura. Y por último y no menos importante, el cambio en la empresa se encuentra delegado y no centralizado en la figura del responsable de calidad.

La importancia de formarse para estar en el mercado laboral

La importancia de formarse para asumir todos los cambios. Es importante estar preparados para sumir la transición, ya que algunos de los requisitos aparecen de forma sutil en la norma ISO 9001 versión 2015 y si no se modifican algunas posturas y procedimientos que tenemos en nuestra propia organización corremos el riesgo de no cumplir con la norma y en algunas de las transiciones que propone.

Si queremos implementar la nueva ISO 9001 versión 2015 podemos asumir como:

  • Establecer políticas de calidad.
  • Gestionar los objetivos de calidad de forma correcta.
  • Establecer perfiles de puesto en base a la responsabilidad que asume dentro del Sistema de Gestión de Calidad.
  • Ser capaces de llevar a cabo la visión de la organización en base al contesto de la misma.
  • Auditar de forma interna y hacer un GAP análisis para los requisitos que no se cumplen.
  • Gestionar el cambio en el presente y en el futuro.

 

Debemos recordar que en el mundo se ha expedido más de un millón de certificados ISO 9001 y por tanto, todas estas organizaciones que cuentan con esta certificación, deberán realizar la transición de la norma. Durante los próximos 3 años vamos a tener un periodo de gestión que se presenta de forma apasionada para todos los profesionales del sector.

Software ISO 9001

Si le parece complicado llevar el control de un Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001 puede recurrir a herramientas como el Software ISOTools Excellence. Este software permite la automatización de todo el sistema, ahorrando tiempo y costes en su gestión.

INSCRÍBETE EN EL CURSO MEJOR VALORADO SOBRE ISO 9001:2015
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...